La empresa integrante de Gastronomía José María abordará la conservación del inmueble ofreciendo distintos espacios personalizados e independientes enfocados a eventos sociales, bodas, encuentros empresariales y celebraciones familiares.

La empresa José María Eventos, integrante de Gastronomía Jose María, ha adquirido la finca ‘Lago’, sito en la Avenida Juan de Borbón y Battemberg, en la capital segoviana.

La operación tiene dos propósitos fundamentales:  Por un lado, ofrecer una finca amplia con capacidad para eventos sociales, bodas, encuentros empresariales y celebraciones familiares, sin salir de la capital y, por otra parte, conservar y mantener un espacio singular e importante para la sociedad segoviana.

En el 2010, el hostelero José María Ruiz, creaba la filial José María Eventos. Desde entonces, y hasta ahora, dentro y fuera de Segovia, se vienen ofreciendo servicios de catering en distintas fincas y propiedades del territorio nacional.  Fue en el 2015, bajo la dirección de Rocío Ruiz Aragoneses, cuando se marcaron el objetivo de adquirir una finca en propiedad para dar respuesta a los eventos y peticiones de sus clientes.

La búsqueda del espacio ha sido larga. Durante estos cinco años, Gastronomía José María ha barajado distintas fincas sitas en un radio aproximado de diez kilómetros de la capital. Finalmente, y tras meses de negociaciones con la anterior propiedad, que ofreció a la Familia Ruiz Aragoneses dicho inmueble, la operación ha sido cerrada hace tan sólo unos pocos días.

A partir de este lunes darán inicio los primeros trabajos, con el propósito de focalizar este proyecto, uno de los más ambiciosos de Gastronomía José María. Conforme a los plazos marcados, y siempre manteniendo la prudencia necesaria para las labores de conservación y mantenimiento de una finca de esta envergadura, José María Eventos prevé abrir sus puertas durante el verano de 2021.

La empresa ha confiado estas labores de mantenimiento y acondicionamiento a profesionales segovianos. Por un lado, el diseño de los espacios y proyecto decorativo estará centralizado en Paz Chousa, profesional muy ligada a la empresa en los últimos años. Mientras que las labores arquitectónicas se ejecutarán bajo la dirección de Joaquín Albertos y Patricia Matesanz. Todos ellos, bajo la dirección ejecutiva de Rocío Ruiz Aragoneses, y presidido por José María Ruiz Benito, trabajan desde este lunes en la creación de diferentes espacios, independientes y personalizados.

La operación que inicia ahora una fase de obras y mantenimiento muy importante y laboriosa permitirá la creación de decenas de nuevos puestos de empleo, aún sin cuantificar.

Pin It on Pinterest

0